La Ring Road de Islandia, una ruta para disfrutar de la naturaleza en estado puro

Islandia en el mundo
Islandia en el mundo

Islandia es, ante todo, naturaleza en estado puro: volcanes, montañas, glaciares, lagos, una flora exuberante y una fauna muy rica y variada. Si juntamos todos estos ingredientes en algo más de 100.000 km cuadrados que tiene la isla principal, entonces estaremos ante un lugar privilegiado para los amantes del cicloturismo, el trekking y las actividades al aire libre.

La Ring Road de Islandia

Ring Road - Islandia
Ring Road – Islandia | Autor: Nacho Quesada

Rodeando la isla más grande de Islandia, podemos encontrar la Ring Road. Esta carretera recorre algo menos de 1.500 km y permite pasar por algunos de los enclaves más fantásticos de la isla: la cascada Godafoss, la laguna Jökullsarlon con sus formidables icebergs, las pozas de aguas termales de Namafjall-Hverir con las fumarolas humeantes o el impresionante lago Mývatn. Aun así, si la época del año lo permite, siempre es recomendable adentrarse por alguna de las carreteras radiales que salen de la Ring Road para descubrir tesoros tan espectaculares como la cascada Skogafoss, entre otros.

Cascada de Skogafoss
Cascada de Skogafoss | Autor: Fernando Benayas

Nosotros todavía no hemos tenido la ocasión recorrer la Ring Road en bicicleta, pero es un destino que, tarde o temprano, caerá porque todo lo que hemos visto y nos han contado nos ha cautivado.

Aun con todo y con esto, hoy nos gustaría presentaros, a través de un gran amigo y fantástico mochilero, esta interesante ruta desde el punto de vista de quien ha hecho parte de ella a pie y en autobús y ha convivido con cicloturistas que la estaban recorriendo en bicicleta. Aquí os dejamos la crónica de Fernando Benayas:

No puedo hablar de mi experiencia recorriendo la Ring Road porque no lo hice. De hecho, por circunstancias, no soy un usuario frecuente de la bicicleta, aunque sí un firme defensor de este medio de transporte como una alternativa saludable y ecológica a los medios convencionales. Pero al menos sí puedo contar mi percepción de lo que puede suponer hacerla, pues conviví varios días con gente que la hizo y, de hecho, hicimos 2 etapas de la misma, para experimentar la sensación.

Mi primera valoración no puede ser nada más que de reconocimiento y felicitación a quienes la hayan realizado, pues me parece una ruta bastante dura y exigente, sobre todo teniendo en cuenta las cambiantes condiciones climáticas de Islandia. Para que os hagáis una idea, hay un dicho islandés que dice, algo así como que “si no te gusta el tiempo que hace, espera 5 minutos”… Efectivamente, en un mismo día puedes pasar del sol más radiante a la tormenta más fuerte que puedas imaginarte.

Icebergs de Jokulsarlon
Icebergs de Jokulsarlon | Autor: Fernando Benayas

Si las condiciones acompañan y poseemos un mínimo de forma física, la experiencia puede ser inolvidable, una auténtica maravilla. Conocí gente que consiguió superarse a sí misma, y recorrer los casi 1.500 km que tiene la Ring Road a pesar de unas condiciones climatológicas muy adversas. Para aquellos cicloturistas terminar esa ruta fue un auténtico reto que les supuso mucho más que poder decir que habían logrado hacer la “Ring Road”, se llevaron una experiencia inolvidable.

Glaciar Vatnajökull, en Skaftafell
Glaciar Vatnajökull, en Skaftafell | Autor: Fernando Benayas

Paisajes de ensueño, la soledad más absoluta, naturaleza en estado puro… Sólo eso merece la pena para lanzarse a hacer esta aventura. Islandia quizá sea uno de los pocos lugares de la Tierra en los que puedes verla tal y como era hace miles de millones de años. Volcanes acechantes, cascadas abrumadoras, acantilados asombrosos, relajantes aguas termales, simpáticos frailecillos, glaciares sobrecogedores, ballenas majestuosas y un sinfín de cosas que, a cualquier amante de la Naturaleza, le dejará un recuerdo difícil de borrar.

Frailecillo atlántico
Frailecillo Atlántico | Autor: Fernando Benayas

La Ring Road no presenta grandes desniveles, pero no hay que olvidar que Islandia es una isla y “los elementos” siempre pueden jugar en contra nuestra: la lluvia y, sobre todo, el viento, pueden obligarnos a cambiar nuestros planes. Si Eolo se quiere mostrar, no hay nada que hacer. Y esto, un día tras otro, puede minar la moral de cualquiera. De hecho, no fueron pocos los que vimos renunciando a pedalear y subiéndose a un autobús para poder avanzar porque era absolutamente imposible luchar contra las inclemencias del tiempo.

Ring Road - Islandia
Ring Road – Islandia | Autor: Fernando Benayas

No soy el más apropiado para dar consejos de cara a lanzarse a la aventura de la Ring Road en bicicleta pero sí que hay una recomendación que haría a todo aquél que decida dar el paso: no dejar de combinar las etapas en bicicleta con algunos de los maravillosos trekkings que hay en Islandia, como el de Landmannalaugar.

Trekking de Landmannalaugar
Trekking de Landmannalaugar | Autor: Fernando Benayas

La verdadera esencia de ese país se percibe andando por alguno de sus infinitos senderos. Y, de hecho, es en verano cuando se pueden hacer incursiones por alguna de las pocas carreteras interiores de Islandia que, en invierno (ya incluso en septiembre) quedan cortadas. Así que, aunque se llame la Ring Road, no dejad de penetrar en el interior de la isla por alguno de sus “radios”, considerando a la isla como una circunferencia, pues de otro modo, dejaríais de ver algunos de los lugares más bellos de este increíble lugar.

Consejos prácticos

A continuación os dejamos unos consejos que seguro os serán de mucha utilidad si os animáis a lanzaros a la aventura islandesa:

Como información práctica a tener en cuenta, destacaría, en primer lugar, que es un país bastante caro. Esto se nota en la alimentación, pero sobre todo en restaurantes y alojamientos. Por eso, si vamos con un presupuesto ajustado,  hay que elegir bien entre las opciones que se nos plantean:

  • Los albergues son una buena opción, pero escasa y, dependiendo de la época, muy solicitada. El nivel de albergues como el clásico Backpackers es muy alto con respecto a lo que solemos encontrar en España y otros países. Lo cual se refleja también en el precio… Estos albergues se encuentran, sobre todo, en poblaciones más grandes, como Reykjavik o Akureyri. ¡Ah! Tened en cuenta que los precios de los alojamientos en general, varían mucho entre verano e invierno.
Your Iceland basecamps - Backpackers
Mapa de albergues – Backpackers
  • Otra buena opción son los campings. Podemos encontrar casi en cualquier pueblo, por minúsculo que sea. La mayoría con wifi (bueno, la wifi la encontramos ¡¡hasta en los autobuses!!) y de calidad variable. Si nos pertrechamos con una buena tienda, no es mala opción.
Mapa de campings de Islandia
Mapa de campings de Islandia
  • Y, como algo curioso, os cuento que hay escuelas que, durante el verano, las reconvierten en hoteles. Son de un precio algo menor que otros hoteles, aunque para bolsillos modestos se siguen saliendo del presupuesto… Un ejemplo son los Edda.
Mapa de hoteles Edda
Mapa de hoteles Edda

En cuanto al transporte, algo que es importante tener en cuenta es que, aparte de múltiples compañías de autobuses que hacen las principales rutas y que están enfocadas principalmente a los turistas (¡incluido el precio!), existen las compañías “domésticas”, usada principalmente por la población local y que, aunque tienen una menor frecuencia, puede merecer mucho la pena en precio si nos organizamos bien. De entre las primeras, las más conocidas son Reykjavik Excursions y Sterna. De las locales, depende de la zona del país, pero la principal y más conocida es Straeto. No perdáis de vista esta información porque, en más de una ocasión, hay que echar mano de los buses para avanzar en la ruta debido a las condiciones meteorológicas.

Por último, como cosa anecdótica, en Islandia no se puede comprar alcohol en supermercados o tiendas normales, sino que hay tiendas especializadas, los famosos Vínbúðin, con horarios muy restringidos. La cerveza que se encuentra en los supermercados es de muy baja graduación, por imperativo legal. Así que, si os apetece brindar con una cerveza islandesa una noche por haber culminado una dura etapa, ¡tenedlo muy en cuenta!

Esperamos que os haya gustado la magnífica descripción que nos ha hecho Fernando de Islandia. ¿Os animaríais a recorrer la Ring Road en bicicleta? La experiencia tiene que ser fantástica.

¡Un saludo viajero, CicloTravelers!

  • María

    ¡¡Qué pasada de ruta tiene que ser la Ring Road!! Eso sí, por lo que cuenta vuestro amigo, es necesario ir preparado, al menos psicológicamente, por si el tiempo no acomapaña…
    Muchas gracias por todos vuestros posts, que nos ayudan a conocer más sobre esta forma de viajar, de vivir, de disfrutar de cada movimiento de pedal.

  • Abel

    Hola, he estado en Islandia y en bicicleta durante agosto 2013 y tuve la mala suerte de pillar un verano frío y de mal tiempo, de hecho los mismo islandeses me dijeron que no era verano; las temperaturas no subían de 13 grados y algunos días dormí cerca de los 0 grados; de los 21 días que estuve, 18 llovieron, cielo tapado y viento -que viene de Greonlandia- todas estas inclemencias del tiempo me tocaron la moral bastante. Yo fui con tres personas más pero que no eran muy, pues os recomiendo que para éste viaje en bici es mejor solo o con una persona de mucha confianza, pues hay que tomar decisiones y resignarse ante los inconvenientes y dependiendo del estado físico y mental de las personas. Yo me separé del grupo -quizás demasiado tarde- y desde entonces el viaje fue mucho mejor. Recomiendo Landmanalaugar y coger el autobús lo menos posible y si vas en grupo que todos sean del mismo estado físico y mental. Máximo 2 personas.

    Por otro lado hay algo que no se comenta mucho. En cada uno de los pueblos que hay, existen los baños públicos, éstos tienen piscinas que traen agua caliente del interior del país, suelen estar entre 38º y 42º, así que por 1500 koronas tienes acceso a estos baños, te calientas al final de un día frío. Es muy agradable, la cabeza fuera del agua a 3º y el cuerpo a 42º y te pones a sudar. Pienso que no cogí un resfriado gracias a estas piscinas.

    La ring road está bien, pero es mejor aún las pistas difíciles del interior

    Me planteo seriamente volver este verano… es espectacular!!

    Un abrazo

  • ¡Muchas gracias María y Abel por vuestros comentarios!

    Nos parece muy interesante la reflexión que hace Abel acerca de los viajes en grupo. Está claro que cuando se hace un viaje de más de una semana, es muy importante que todos los integrantes del grupo compartan la misma filosofía de viaje y se conozcan bien, de lo contrario, tarde o temprano, cuando haya que tomar decisiones siempre surgirán conflictos. Unas veces serán más fáciles de resolver y otras no tanto. Por esta razón, mucha gente viaja en solitario aun a pesar de que un viaje compartido con gente que quieres siempre es más agradable. En cualquier caso, el que viaja solo nunca lo hace completamente porque esa soledad le obliga, de alguna manera, a abrirse al mundo y a buscar el contacto humano con quien se va encontrando por el camino.

    De una u otra forma, los viajes son para disfrutarlos.

    ¡Un saludo CicloTravelers!

  • Pingback: Abans de viatjar a Islàndia, algunes dades - Bicicleta i Manta()

  • Pingback: Algunos datos para viajar a Islandia - Bicicleta i Manta()