Elegir sillín, una cuestión clave para disfrutar del cicloturismo

La práctica del cicloturismo, al menos como yo la entiendo, requiere de muy pocas cosas: una bicicleta, unas alforjas y ganas de conocer el mundo, pero no es menos cierto que hay un elemento que puede ser clave a la hora de disfrutar o no de nuestro viaje, el sillín.
En el mercado podemos encontrar sillines de muchos tipos, de gel, de cuero, rígidos, acolchados, cortos, largos, con protector de próstata, sin él… y, como en todo, al final el peso de cada uno y la estructura anatómica que tengamos nos van a hacer que nos adaptemos mejor a unos sillines que a otros, sin embargo, cuando se trata de hacer cicloturismo, no hay que olvidar que vamos a pasar muchas horas sobre nuestra bicicleta y que, el punto de contacto, sobre el que va a recaer la mayor parte de nuestro peso van a ser nuestras hermosas posaderas, por eso, a la hora de elegir un sillín, os recomiendo invertir en calidad y comodidad.
En mi larga experiencia como ciclista urbano y como cicloturista, he probado una infinidad de sillines y, tan solo uno, me ha convencido por completo. Los sillines Brooks están fabricados a mano en cuero de alta calidad y esto los hace únicos para salvaguardar la salud de nuestros traseros. Al principio, pueden parecer algo duros, pero la clave de estos sillines es que, con el uso, su cuero se va a adaptando a la anatomía de nuestro cuerpo, permitiendo que nuestro sillín sea exclusivo, como hecho a medida. Otro aspecto importante de los sillines de cuero es que mientras vamos montados en la bicicleta la superficie lisa del sillín permite que nuestro trasero pueda resbalar adelante y atrás de una manera fluida, haciendo que el cambio de postura impida la formación de roces, heridas y escoceduras.
Sillín Brooks
Brooks Flyer
Por contra, estos sillines son caros, ya que rondan los 95€ y son pesados porque llevan mucha estructura. Además, el cuero requiere cierto mantenimiento, pero con un poco de grasa de caballo de vez en cuando el sillín te durará años.
Tengo que reconocer, que sin que tener acciones en Brooks, estos sillines me han enamorado, sobre todo porque han conseguido que el viaje en bicicleta deje de ser un sufrimiento. Lo importante es que ni nos acordemos del siilín, ¿no creéis?
¿Cuál es vuestra experiencia?
  • Jesús

    Fernando, yo después de años y de probar casi de todo; de gel, anchos, estrechos, anatómicos y demás, me compré un Brooks B17 Standard animado por las docenas de entradas de blog y testimonios de cicloturistas por todos lados de la web y no puedo más que confirmar que tenían razón. Son un poco penosos los primeros 500 kilómetros pero en cuanto se adaptan a tu forma es de lejos lo mejor que se puede tener para pasar unas cuantas horas a diario encima.

    He conocido a alguno que sigue con su B17 desde hace 25 años cambiando de bici y conservando el sillín. El colmo es el dueño de una tienda de bicis que conozco, un tipo inglés que incluso lo ha mandado a que le cambien el cuero a uno de 30 años en vez de comprar otro.

    Es verdad que son caros y más pesados, pero el peso extra, que son unos 150g están más que justificados y la verdad es que no es demasiado teniendo en cuenta lo que arrastra el cicloturista, y rebuscando en la red se puede comprar un B17 por menos de 65€ en vez de los 80-90€ oficiales.

    ¡Un saludo!

  • x

    Los brooks son chulísimos de estética. Me encantan sobre todo para una bici urbana o para pasear. Para ir en bici deportivamente no: no se pueden mojar, te manchan el pantalon, son demasiado grandes y no te puedes mover bien sobre la bici para adelantar el peso o retrasarlo, en fin no es para una mtb, ni para bajar una trialera y ni siquiera una pista aunque vayas a veocidad moderada por las alforjas, por ejemplo. En plan funcionalidad comodidad y eficacia, un sillin que va realmente genial es el specialized avatar. No son baratos pero realmente son comodos des de el rpimer dia, apoyo correcto, funcionalidad, no cortan circulación etc.

  • nisti

    Yo tambien pienso que no son adecuados para rodar por montaña. Los sillines Brooks son comodos, pero requieren unos cuidados minimos y debemos protegerlos de la lluvia. Esto los hace menos adecuados para la practica del MTB.