Bicicletas por el cielo: Proyecto SkyCycle

Norman Foster
Norman Foster

Todos sabemos que la bicicleta se está convirtiendo, poco a poco y a su ritmo, en un elemento inseparable de la mayoría de las ciudades europeas. Se ha demostrado que su integración en la vida de las grandes urbes a través de la construcción de carriles bici, de sistemas de alquiler público, de visitas turísticas guiadas en bici, es algo que ya está siendo toda una realidad. Solo hace falta darse una vuelta por Sevilla, San Sebastián, Vitoria, Burgos, Valencia o Córdoba.

La revolución silenciosa de las bicicletas es tal que, en algunas ciudades como Londres, se está apostando por darle una vuelta de tuerca más al binomio MOVILIDAD + BICICLETA. El prestigioso y afamado equipo de arquitectos de Norman Foster: Foster + Partners, presentó, a finales del pasado año (2013), un proyecto para la ciudad de Londres cuando menos sorprendente y digno de análisis, consistente en aprovechar la red de ferrocarriles suburbanos de la capital inglesa para crear vías ciclistas segregadas del tráfico rodado, seguras y accesibles para todos los ciudadanos. Bajo el título de SkyCycle, este equipo de arquitectos intentan dar una solución a la escasez de espacio que ya de por sí existe en la ciudad de Londres para segregar los carriles bici de la calzada por donde transitan los vehículos a motor y para ello proponen hacer uso de la infraestructura existente del suburbano londinense.

SkyCycle | Foster + Parteners
SkyCycle | Fuente: Foster + Parteners

La idea parece muy ambiciosa y atractiva a primera vista, sobre todo porque pretende aprovechar toda una gran infraestructura urbana para el uso específico de las bicicletas, hecho que, ya por sí mismo lo consideramos muy importante y prometedor, pero por otro lado nos da la sensación de que el proyecto aísla, de alguna manera, al ciclista despojándolo de una de las características más atractivas que encierra la movilidad urbana en bici: el contacto con el entorno, la cercanía, la proximidad y la facilidad de desplazamiento.

Bajo nuestro punto de vista la solución para las grandes y medianas ciudades debería pasa por:

  • Calmar el tráfico. Reducir la velocidad de los vehículos a motor.
  • Reducir el tráfico motorizado. No se trata solo de buscar nuevos espacios para las bicicletas, sino reducir el número de coches y motos que circulan día a día por nuestras ciudades
  • Fomentar y mejorar el transporte público y la intermodalidad. Para alcanzar los puntos anteriores hay que apostar por políticas públicas valientes y enfocadas, de verdad, a promover el uso del transporte colectivo eficaz, eficiente y económicamente al alcance de todos los ciudadanos.
  • Habilitar infraestructuras ciclistas segregadas del tráfico. Si bien no siempre será posible eliminar todo el tráfico motorizado de las ciudades, es preciso que los ciclistas y peatones recuperen el espacio que los coches les han usurpado en la vía pública. Así, los carriles bici bien diseñados son infraestructuras que promueven y facilitan el uso de la bicicleta.

En cualquier caso, aplaudimos la iniciativa del equipo de Foster y nos parece fantástico que en la mente de un arquitecto como él haya espacio para promover, desde el urbanismo y la arquitectura, el uso de la bicicleta.

¿Qué opináis vosotros? ¿Os gusta el proyecto?

¡Un saludo CicloTraveleres!

  • Virtudes Sanchez Estevez

    Estoy de acuerdo contigo, la idea de Foster es buena, pero me parece que efectivamente se debe apostar más por la integración del carril bici dentro de la ciudad si pretendemos que las ciudades, al mismo tiempo, se transformen en espacios más “amables” para el ciudadano.

  • PABLO MARTÍ

    Está claro que lo ideal sería que las calles de nuestras ciudades fueran más amables y completamente seguras para los ciclistas. Pero, desgraciadamente, eso está muy lejos de suceder, antes pisaremos Marte. Cualquier iniciativa como esta de SKYCICLE yo, personalmente, la veo positiva. Sr. Foster, eres bienvenido en Murcia.